Tratamiento del acúfeno y la hiperacusia

Los acúfenos o ruidos en los oídos son un problema de salud muy frecuente. Afectan al 20% de la población mundial.

¡Los acúfenos son un síntoma, no una enfermedad!. No son una enfermedad en sí mismos sino un síntoma de una enfermedad, generalmente no grave, que se padece. Y sus causas son múltiples: problemas del oído, problemas osteomusculares, enfermedades neurológicas, alteraciones psicológicas…

Por ello, a pesar de los avances de la medicina científica, todavía no existe un fármaco que haga desaparecer el acúfeno. Y no hay fármaco porque no hay una pastilla que cure todas las causas de acúfenos. La betahistina, la trimetacidina, el  Zinc, el Magnesio etc son fármacos muy utilizados pero ninguno cura los acúfenos, a la luz de las evidencias científicas actuales.

El verdadero tratamiento consiste en ayudar al paciente a conseguir su propia habituación. Estar habituado significa que el acúfeno, aunque siga presente, no moleste y deje de ser un padecimiento. ¡El paciente podrá incluso estar en silencio sin que el acúfeno sea un problema!

El proceso de adaptación acontece fisiológicamente, en la mayoría de los pacientes, sin esfuerzo y con cierta rapidez. En ocasiones, bien por la intensidad de los mismos, por los significados negativos que acompañan al acúfeno o por la inestabilidad emocional (que todos podemos padecer puntualmente) este proceso puede no acontecer con la suficiente fuerza y rapidez, creando un síntoma discapacitante.

La adaptación se consigue mediante una terapia global, aceptada internacionalmente y que hoy día es la referencia mundial: Tinnitus Retraining Therapy (TRT).

La Tinnitus Retraining Therapy se fundamenta en 3 pilares fundamentales: el diagnóstico cierto y  asesoramiento, la terapia sonora y los fármacos. Con la TRT, correctamente aplicada, el 80% de los pacientes consiguen la adaptación en unos meses. Este tratamiento funciona gracias a la plasticidad del cerebro y a la capacidad que tenemos de entrenarlo para que se habitúe a la percepción del acúfeno.

El diagnóstico y asesoramiento disminuirá la estimulación de las áreas corticales y las conexiones con el sistema límbico (emociones) y el sistema nervioso autónomo (encargado de la tensión arterial, la frecuencia cardiaca, la sudoración etc.).

La terapia sonora disminuye la fuerza de la actividad neuronal del sistema límbico y sistema nervioso autónomo. Hoy día descartamos el uso de sonidos enmascarantes y se ha descubierto que el uso de señales sonoras de bajo nivel, constantes, disminuyen con mayor fuerza el contraste de la actividad neuronal del acúfeno y la actividad neuronal basal del SNC. Estos sonidos se fabrican bien con audífonos o bien con generadores de sonido.

La terapia farmacológica es muy útil y existen nuevas evidencias sobre fármacos que ayudan en cada caso particular, aliviando síntomas asociados.

En la Clínica SENT, realizamos el diagnóstico de las causas, detectamos factores emocionales adversos e instauramos el mejor tratamiento sonoro y farmacológico para conseguir una rápida habituación. Otorrino, audiólogos, psicólogos y fisioterapeutas trabajan juntos en cada una de las fases del tratamiento.

¡Llámenos!