Audiometrías

La audiometría es una prueba que permite conocer la capacidad que tiene una persona de escuchar los sonidos. Evalúa así el correcto funcionamiento del sistema auditivo humano.

Una audiometría no nos dirá exactamente qué parte del proceso de la audición no funciona correctamente, pero sí nos indica si la audición está alterada en la parte de la transmisión del sonido (hipoacusia de transmisión) o en la parte más relacionada con el oido interno o los nervios y estructuras neurológicas (hipoacusia neurosensorial), lo que ayuda a decidir el tratamiento más efectivo.

Para realizar esta prueba contamos con un laboratorio totalmente insonorizado. No tendrás que desplazarte a una pequeña cabina aislada lejos del audiólogo, de este modo tu revisión es más personal, cómoda y precisa. Además podemos realizar pruebas en campo libre (altavoces) simulando los ambientes reales de audición. Nuestro laboratorio está gestionado por un Audiologo experto en pruebas audiologicas y supervisado por nuestro equipo de Otorrinolaringología.

Audiometría tonal aérea

La audiometría tonal liminar por vía aérea estudia la vía completa que normalmente sigue el sonido en condiciones normales. Un viaje desde el pabellón auricular hasta el mismo cerebro.

Para realizar la prueba se utilizan sonidos modificados en su intensidad y frecuencia. La intensidad es el volumen que tiene un sonido y se mide en decibelios; y la frecuencia hace referencia a lo agudo o grave que se escucha un sonido y se mide en hertzios.

Audiometría tonal ósea:

La exploración audiometrica tonal ósea es un ingenioso sistema de para explorar el sistema auditivo al completo, sin utilizar el oido externo ni el oido medio. Su interés es evidente en aquellos casos en los que existe una perdida auditiva, para localizar el lugar del daño y las zonas responsables de la perdida. Para realizar la prueba se utiliza un vibrador óseo que se coloca en el hueso mastoides, justo tras el pabellón auricular. Es indolora.

Logoaudiometría:

Es una prueba auditiva, en la que el lenguaje sirve como estímulo para evaluar la capacidad de escuchar y comprender del paciente. La logoaudiometría aporta datos cuantificables acerca del nivel de procesamiento del lenguaje del usuario.  Sus resultados muestran la capacidad del paciente de comprender las conversaciones y no sólo de oírlas.