Alteraciones de la Audición

La Hipoacusia es un  trastorno  de la audición que implica dificultad para percibir  cualquier tipo de sonido o de ruido, y también dificultad para escuchar y entender los sonidos del habla.

Escuchar bien es fundamental para el correcto desarrollo del lenguaje en el niño.

Desde que se implantaron de forma universal  las pruebas de audición en niños recién nacidos,  las hipoacusias o dificultades auditivas, se diagnostican de forma muy precoz, lo que permite una intervención temprana : educativa y  de colocación de audífonos.

Estas actuaciones   minimizan el impacto negativo que tendría en el desarrollo del lenguaje y los aprendizajes futuros en el niño.

La falta de audición en los adultos también tiene un efecto negativo en la comunicación con su entorno y en la seguridad y autoestima personal.

El adulto sordo se encuentra socialmente aislado aunque esté rodeado de gente, por su dificultad para integrarse y comprender las conversaciones.

Esto provoca deseos de aislamiento y síntomas depresivos, especialmente si la sordera ha aparecido en los últimos años de la vida de la persona que la padece.

El médico Otorrino hace un estudio clínico para detectar la Sordera y tratar otras patologías auditivas asociadas , como las Otitis , taponamiento de conducto etc.

El especialista Audiólogo y Audioprotesista puede indicar en cada caso y según un estudio  audiológico previo cual es la mejor solución protésica para cada persona, sea niño o adulto.

El logopeda trabajará  haciendo  un entrenamiento auditivo y  estimulación lingúistica ,  y asi ayudará al deficiente auditivo a adaptarse a la prótesis ( audífono o implante) para que ésta le proporcione la mejor percepción y comprensión de los sonidos del lenguaje.

La coordinación de los tres profesionales Otorrino, Audioprotesista  y Logopeda  garantizan la mejor intervención en las Hipoacusias.