rehabilitación de audífonos

Rehabilitación auditiva del adulto

Al adquirir un audífono, la rehabilitación auditiva es imprescindible. Es imprescindible y si eres un adulto, también. 

Siempre debemos tener presente que una prótesis auditiva, un audífono, no es un oído nuevo. Un audífono tiene sus limitaciones, se comporta diferente a un oído normal y debemos adaptarnos a él. El equipo de logopedia de la Clinica SENT te ayuda a adaptarte con éxito.

La rehabilitación auditiva está plenamente justificada en los adultos

Cuando un otorrinolaringólogo prescribe un audífono a un adulto, el paciente ha pasado un largo periodo privado de una audición completa. Este periodo generalmente es de varios años. Durante años al paciente le han faltado muchos estímulos auditivos, que son formas de relacionarnos e interaccionar con nuestro medio.

El audiproprotesista adapta el audífono. Pese a estimular inicialmente a unos niveles muy bajos de intensidad, el paciente irremediablemente se alarma. Aun a bajas intensidades el nivel de entrada de estímulos se dispara de repente y su cerebro comienza ha recibir todos esos sonidos que habíamos dejado de sentir. Son estímulos nuevos (ruido de unas llaves, el roce del pelo, una cremallera…)  creando por tanto un estado de alarma constante.

Mediante la rehabilitación auditiva debemos entrenar al cerebro para que esos estímulos los reciba como habituales, los obvie y se centre en los sonidos realmente importantes; Los sonidos del habla. Estos sonidos son los que realmente le darán el entendimiento y le permitirá mantener una conversación. 

¿Cómo se realiza?

Durante la rehabilitación entrenamos la localización de la fuente sonora y la atención auditiva.

Mediante diferentes ejercicios entrenamos y obligamos a nuestro cerebro a realizar tareas para que escuche los sonidos del habla. Estos sonidos del habla que ahora percibe de forma diferente. Además hacemos que ignore, igual que hacía antes, los sonidos cotidianos insignificantes.

Estas tareas devuelven la confianza y la seguridad en la escucha. Los pacientes confían en que lo que escuchan es realmente lo que el interlocutor le ha dicho, sin necesidad de intuir por el contexto o de recibir apoyo visual. 

Trabajamos mensajes hablados en competencia con ruido, con otros hablantes, en diferentes ambientes, dividiendo la atención (realizando otras tareas como puzzles, coser etc), cambiando la velocidad del habla…

Mencion especial tiene la escucha de la televisión y la asistencia a conferencias…. existen dispositivos que favorecen esas tareas. El trabajo en equipo de audioprotesistas y logopedas permite que enseñemos a sacarles el máximo partido.

¿Cuándo debe comenzar?

La rehabilitación auditiva comienza desde el primer ajuste del audífono. Esta rehabilitación marca el éxito de la adaptación. El 90% de los pacientes que son rehabilitados terminan con una adaptación satisfactoria y utilizan sus dispositivos diariamente. 

No lo dude, llámenos y le aclararemos las dudas.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *